Según Freud, el ser humano está controlado por dos pasiones o instintos esenciales: el afecto (eros) y la agresividad (thanatos). El afecto es responsable de conductas como el altruismo, la amistad o la sexualidad, todos aquellos actos que unen la persona con los demás, frente a los instintos agresivos que la separan o rompen el vínculo.

Según Antonio Damasio los afectos comprenden cuatro estadios, que van desde la reacción instintiva al sentimiento complejo, pasando por los dos polos de agradable y desagradable, es decir, el afecto es el conjunto de reacciones de los sujeto con los otros que incluyen las emociones, las respuestas no racionales a los estímulos y la codificación intelectual del que se experimenta, con una valoración de si es algo positivo o negativo.

que-es-afecto
Qué es el afecto?

Qué es el afecto?

El afecto es el sentimiento positivo de estimación y vínculo hacia otros, propio de las necesitas de pertenencia del ser humano. Se puede sentir afecto hacia personas, animales o incluso objetos. En psicología deviene sinónimo de impulso emotivo, aunque el uso común el reserva para une emoción similar al amor (pero con intensidad variable).

Las formas de expresar afecto están culturalmente reguladas (por ejemplo los besos son permitidos en según qué partes del cuerpo y con determinadas personas en público, pero no de otra forma), por lo tanto parte de la socialización comprende enseñar a los niños a expresarse los conveniente, comunicando lo necesario y favorece la interacción social y reprimiendo conductas no aprobadas por la comunidad.

Neurobiología del afecto

El afecto se localiza al sistema límbico del cerebro, toman parte las siguientes partes de este órgano:

  • Amídgala: Produce emociones como respuesta a estímulos
  • Córtex prefrontal: Anticipa consecuencias de la conducta y regula la manifestación del afecto
  • Córtex anterior: Regula la atención
  • Núcleo estriado: Regula los objetivos e intenciones
  • Córtex insular: Conecta el afecto con el cuerpo

La neurobiología estudia la relación entre el afecto y el organismo y como afecta a otros procesos del pensamiento o del comportamiento humano.

Tipos de afecto

pareja-en-la-playa

Henry Murray considera que la personalidad del individuo se estructura en objetivos, presiones y necesidades psicológicas de afecto.

Estas se pueden clasificar en cinco grandes tipos:

  • de afiliación: Sentirse parte de un grupo.
  • de cría: Poder cuidar a alguien.
  • de juego: Poder pasarlo bien con otros, necesidad de entretenimiento social.
  • de rechazo: Poder apartar las personas capaces de amenazarnos.
  • de seguridad.

Los afectos constituyen una de las dimensiones esenciales de la mente, junto con la cognición y la voluntad o el conjunto de deseos, aspiraciones e intenciones. Estas dimensiones se afectan mutuamente, porque por ejemplo una emoción negativa puede condicionar una decisión tomada racionalmente (un conocido sesgo cognitivo).

Patologías afectivas

Muchas enfermedades mentales se relacionan con el afecto, sea porque se siente en exceso, porque no se manifiesta determinada emoción o porque se canaliza mal un sentimiento, en el propio interior o en la relación con los demás.

Las patologías afectivas más comunes son:

  • Depresión
  • Distimia
  • Trastorno bipolar
  • TDAH: Trastorno por déficit de atención e hiperactividad
  • Dismorfia corporal
  • Fibromialgia
  • Trastorno de ansiedad
  • Fobia social

4 Comentarios

Dejar respuesta