Entre los inconvenientes más frecuentes que se presentan en terapia de pareja es la carencia de comunicación, y si esta existe, asimismo se ve perjudicada por el mal empleo que le demos.

El acto de comunicarse, intercambiar creencias verbales y expresiones no verbales con la persona que compartes el cada día semeja simple, y por consiguiente, podemos opinar que no debería haber contrariedades. En cambio es entre los aspectos que produce más malestar entre parejas.

comunicacion-pareja
La comunicación en la Pareja

Algo que debemos tener claro, es que los hombres y las mujeres somos diferentes a nivel biológico, y esto afecta a nuestra forma de comunicarnos, puesto que nos expresamos de diferente forma.

Ciertos hombres podrían no tener muchas habilidades para charlar. Hay que rememorar que en la antigüedad los hombres no evolucionaron para ser comunicadores, sino más bien cazadores. Empleaban señales no verbales y sentaban sigilosos para observar su presa. Su labor era nutrir a la familia. No acostumbraban a charlar ni reunirse como hacían las mujeres. Y con esta forma de hacer nos hemos mantenido a lo largo de miles y miles de años, lo que ha generado muchas discrepancias entre parejas, puesto que siempre y en todo momento se ha aguardado que la pareja respondiera de igual manera que actuábamos .

Ahora os puedo entregar unas sugerencias y pautas básicas a fin de que le resulte más simple comunicarse con su pareja.

Trata de conectar con tu pareja

Para sacar provecho a una charla, tanto un miembro de la pareja como el otro han de estar conectados entre sí y comprender de exactamente la misma manera el mensaje, pues si bien charlen del mismo tema el enfoque que le dan puede ser diferente. En el momento en que un miembro de la pareja explica una preocupación quizás solo desea escuchar apoyo sensible y el otro le da soluciones prácticas. No es lo que precisa en ese instante. Para evitarlo lo que se debería hacer es detallar la demanda. Ejemplo: Me encuentro en una situación compleja, que sé aproximadamente de qué forma solventar, mas ahora me agradaría comentarte como me hace sentir. En ocasiones damos por sentado que nuestra pareja debe saber de qué manera nos sentimos y qué precisamos en ese instante, y no es de este modo. A fin de que nos den la respuesta que en ese instante precisamos, debemos aprender a saber decir qué deseamos precisamente, detallando la demanda.

Señales de escuchar

Muy frecuentemente hemos oído decir a una mujer que su pareja no la escucha, al tiempo que afirma que sí lo hace. Hay una diferencia en función de los sexos. Las mujeres cuando escuchan, son más propensas a producir sonidos ya efectuar expresiones faciales que hace apuntar que escuchan, en cambio los hombres acostumbran a estar mudos. Si se tiene la costumbre de no decir nada, a fin de que la otra persona no se crea que no la escuchan, se puede coger el hábito de contestar si bien sea de forma no verbal, y de esta forma podemos eludir las habituales discusiones.

No interrumpir

Las interrupciones pueden ser parte del estilo informal de una persona. Acá asimismo se muestra la diferencia entre sexos. Los hombres acostumbran a interrumpir más que las mujeres, mas es su forma de hacer. Ellos no lo ven como una ofensa. Mas si que se debería tener muy presente que las interrupciones pueden incordiar, que hay que aprender oír y después argüir tu criterio.

Hacer preguntas hábiles

El hecho de elaborar bien una pregunta va a hacer que la otra persona se sienta convidada a charlar, dialogar. Muy frecuentemente a la pareja se le pregunta: ¿de qué forma te ha ido el día? Y responde, bien o bien mal. Si deseas producir más charla, se le podría proponer de la próxima manera: ¿Qué has hecho el día de hoy en el trabajo? Has podido hacer todo cuanto tenías pensado hacer? De esta forma géneros que la persona hable más y no tienes la impresión de que no desee charlar contigo.

Ser precavido en el momento de hablar

Se tendrán presente aquellas cosas a las que la pareja es sensible, que le afectan. Así en el momento de charlar de las debemos tener tacto. De esta forma eludimos que el miembro de la pareja se enfade o bien se ofenda.

3 Comentarios

Dejar respuesta